Cambio 21

Estrenan corto documental sobre la villa El Monte


23 de agosto de 2017

Redacción Cambio21

"El Monte" es un documental que muestra las problemáticas de la villa que lleva ese nombre en el sur del Gran Buenos Aires, más precisamente en Quilmes. El trabajo audiovisual fue ideado por el periodista Pablo Lapuente y realizado, además, por el fotógrafo Juan Días y Romina Cao, con la colaboración de Victoria Arias, Víctor Enríquez (vecino de El Monte) y Romina Benegas. Se desarrolló entre fines de mayo y mediados de este mes.

Click en la foto para ampliar

Ubicado a diez minutos del centro quilmeño y de la estación ferroviaria, es el primer asentamiento informal o “villa miseria” de Quilmes, una de las cien que por estos días tiene el distrito. En más de un siglo de historia, la población creció a pasos agigantados, sobre todo en las últimas décadas. Sin embargo, aseguran los vecinos, ese crecimiento nunca fue acompañado por la infraestructura necesaria ni mínima para que el barrio se desarrolle.

“Somos pobres, pero somos seres humanos como todos, y tenemos necesidades como todos, y tenemos derecho de vivir dignamente”, reclama Claudia en un fragmento del corto. Las problemáticas se repiten a lo largo de los más de 17 minutos que dura el video. En ese tiempo, las inundaciones, el desborde de las zanjas y la imposibilidad para circular durante los días de lluvia se ven reflejadas como las principales complicaciones que enfrentan constantemente los habitantes de la zona.

“El agua entra sin permiso y se va cuando quiere”, dice la gente del lugar como muestra de que la inexistencia de las redes cloacales y de agua, así como de sistemas de desagüe constituyen una de las grandes falencias que ningún nivel de gobierno resolvió. Ni la Nación, ni la Provincia ni el Municipio.

Desde el retorno a la Democracia, el territorio quilmeño estuvo bajo el mando de gobernantes de todos los colores políticos. Sin distinción de colores y banderas, remarcan los habitantes, ninguno llegó a profundizar en el drama estructural que atraviesa esta porción demográfica, donde las necesidades más básicas no están satisfechas, donde los residuos no se recolectan sino que se acumulan, donde las ambulancias no pueden pasar y donde los bomberos no pueden llegar. Como tampoco llegan las políticas públicas.

“Cuando hay elecciones, ahí vienen a buscar votos, ahí vienen a buscar ¿A quién? A los pobres, ahí vienen a buscar a los villeros”, relató Darío, un pastor de 37 años que vivió allí toda su vida.

Compartir esta nota en